Blog

Las páginas de contactos en Internet siguen siendo las más rentables y con más tráfico web

Seguramente no te sorprenderás mucho si te digo que en España la industria del sexo ha conseguido superar la crisis, convirtiéndose en un sector en pleno auge y constante crecimiento. Pero no estamos hablando del antiguo y decrépito prostíbulo, ni de un servicio callejero, sino de una prestación de medio y alto standing que se contrata por internet y que fundamentalmente ofrecen mujeres, aunque no solo, porque también hay hombres, muchos de ellos, travestis. En el negocio se aplican técnicas de marketing, una de ellas, no bajar nunca los precios.

Las escorts son chicas de compañía, escoltas, a las que se llega a través de páginas de contactos de internet y por redes sociales y que, hablando en propiedad, no serían exactamente prostitutas, sino mujeres elegantes, sensuales e incluso con una cierta discreción, que a cambio de dinero acceden a acompañar al macho alfa que las requiere a un evento, una reunión o un viaje. Él gozará de una superioridad que ella verá compensada con dinero.

Con las escorts, la industria del sexo vence a la crisis a través de internet.

Teóricamente, la mujer contratada por este procedimiento no está obligada a practicar sexo, aunque resulta complicado creer que sus servicios se limiten a acompañar a su empleador. De hecho, podemos encontrar lugares de internet como páginas de escorts en Bilbao en los que aparecen extensísimos catálogos pormenorizados de señoritas ligeras de ropa, donde se dice que “en Agencia Bilbao Escorts contamos con el mejor servicio de putas y escorts de Bilbao“. A renglón seguido, a su clientela tipo, compuesta fundamentalmente por hombres de entre 35 y 45 años, se le ofertan diversas modalidades de sexo: vaginal, anal, felación o sexo francés natural.

Son muchos los catálogos que hay en internet, en los que se exhiben todo tipo de edades, tallas, nacionalidades, razas o medidas, para que el consumidor elija según sus gustos. Y de combinaciones: parejas, tríos y lo que resulte menester.

Precios

Aunque hablando en propiedad no serían lo mismo, las escorts, que ganan entre 4.000 y 10.000 euros mensuales, aparecen anunciadas en webs bajo el epígrafe de ‘escorts y putas’.

Existe una cierta disparidad de precios en el sector, según el lugar y la calidad de la agencia; media hora en Bilbao puede costar 60 euros y en Barcelona 100, en tanto que 24 horas pueden ir desde los 1.800 euros de la capital vizcaína hasta los 2.200 de la Ciudad Condal.

De lo que no hay duda es de que el negocio mueve mucho dinero. Según un estudio realizado en 2014 por ERSOGUIA, portal de internet de referencia del sector, las chicas que se mueven en niveles altos y medios tienen asegurado un mínimo de 4.000 euros mensuales, aunque se dan casos de escorts que superan incluso los 10.000 euros. Eso sí, se trata de un dinero muy trabajado, porque requiere una media de 10 clientes al día. Los desplazamientos en taxi, lógicamente, corren a cargo del cliente.

El usuario tipo del mundo escort es un hombre de entre 35 y 45 años, que suele actuar por las tardes, después de salir del trabajo. ¿Es tu caso?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies