Blog

¿Cómo funciona un software de gestión cloud?

El cloud computing o estar en la nube es un concepto cada vez más extendido en el mercado laboral. La razón es que los usuarios tienen libertad para acceder a una gran cantidad de servicios de una forma fácil y sencilla. Este acceso es inmediato ya que se pueden conectar a la nube desde cualquier dispositivo portátil (portátil, teléfono móvil, tableta, etcétera) que tenga conexión a Internet. Otro punto positivo del cloud computing es que permite a todo tipo de empresas tener un software de gestión con el que es posible controlar todos los departamentos.

Tener un control total sobre la información de todas las áreas (logística, calidad, producción, administración o marketing, entre otras) es un punto positivo a favor de la integración de una plataforma cloud. Aunque las empresas grandes tienen más recursos y pueden invertir en más programas y departamentos especializados, gracias al cloud computing las compañías y, en especial, las pymes consiguen ahorrar tiempo y dinero.

En qué consiste un software de gestión cloud

Lo primero que hay que saber son todas las ventajas que ofrece incorporar estas plataformas informáticas en una organización.

La instalación es fácil de llevar a cabo y, además, se realiza en un corto período de tiempo. La rapidez es fundamental en un mercado laboral cada vez más competitivo y es que gracias al software cloud, el alta del servicio suele ser inmediato.

La personalización es otra de las ventajas, el usuario tiene cierto poder de control en el uso de las aplicaciones externas. Por supuesto, la seguridad está garantizada entre usuarios gracias a los roles y la implementación de medidas de seguridad.

Por si fuera poco, el cloud computing es barato, ya que se paga por lo que se usa. La relación calidad-precio es imbatible. No es necesario tener un hardware de última generación y las aplicaciones suelen incluir acceso al sistema y servicio técnico incorporado. El software de gestión cloud de Ofi es el típico ejemplo de servicio Premium a precio lowcost.

Además, ofrece servicios de alta calidad con múltiples opciones de personalización y lo bueno es que si no te convence lo puedes dejar al momento ya que el pago suele ser mes a mes.

Por último, permite el trabajo desde cualquier sitio. Un claro ejemplo son las pymes, a veces los autónomos necesitan trabajar desde casa y gracias al cloud computing tienen acceso a sus datos desde su casa y oficina.

Pero ¿cómo funciona el cloud computing?

La nube trabaja a distancia, es decir, la información está alojada en servidores externos a la empresa. Gracias a un potente software de gestión el cloud computing consigue ahorrar recursos y energía, lo que redunda en una mayor fluidez del sistema. En definitiva, es la posibilidad de ofrecer distintos servicios a través de Internet.

Esta nueva tecnología alberga toda la información en la nube, por ello, la capacidad de manejo de información de los equipos no es tan importante. El cloud computing es un gran ecosistema al que se puede acceder en cualquier momento. ¿A qué esperas a incorporar la mejor tecnología para tu negocio?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies